VOLVER
AL PRINCIPIO

Las fachadas de Ámsterdam: el "museo" al aire libre que aún no has descubierto

Blog

¿Quién cuestionaría una cosa tan ordinaria como las direcciones? Uno nunca pensaría que son de hecho una innovación relativamente reciente en la historia de las ciudades, que comenzó a extenderse por toda Europa después del siglo XVIII. Supuestamente, debemos su aparición a Napoleón Bonaparte, durante cuya época introdujo también la numeración moderna de las calles, junto con el sistema postal y la burocracia.
Hasta entonces, la gente utilizaba sistemas más rudimentarios que la numeración de las calles para indicar los lugares, y para ser justos, ni siquiera era necesario ser demasiado específico: mientras las ciudades no se hubieran poblado demasiado y la gente no se moviera de un lugar tanto como estamos acostumbrados hoy en día, buscar el lugar o el negocio de alguien era tan fácil como preguntar por ahí. Seguramente recibirías indicaciones mencionando puntos de referencia como cruces, puentes, o – con un poco de suerte - algún signo de madera tallada colgando del edificio. ¿Quién necesitaba un GPS en ese entonces?

Con el tiempo, esos accesorios de madera fueron sustituidos por los de piedra, que ahora se pueden ver en las fachadas de los edificios. Y te preguntarás por qué, pues para evitar que los cocheros distraídos se golpeasen en la cabeza mientras estaban sentados en un carro alto, o que los habitantes se mantengan despiertos en las noches de viento por el espeluznante sonido de las señales que se balancean en sus bisagras, o lo que es más probable, el peligro de incendio, en ciudades que fueron construidas principalmente con ladrillos y madera, lamentablemente, siempre han sido más propensas a los incendios.
Las piedras de la fachada representaban la profesión, el carácter o las creencias religiosas de los habitantes del edificio, para facilitar a los visitantes encontrar de lo que estaban buscando.
Por ejemplo esta cesta de clavos que solía marcar la casa de un... comerciante de clavos, ¡por supuesto!

Hasta el día de hoy, Ámsterdam todavía ofrece una colorida y sorprendente colección de estos artefactos de diferentes épocas.
Si te gustan los desafíos y los descubrimientos, puedes hacer tu búsqueda personal para descubrir el mayor número posible de ellos (también puedes jugar al juego de la Caza del Tesoro ‘gevelstenen’ incluido en nuestra Guía Yays de Ámsterdam y – muy pronto - La Haya, y ganar un pequeño premio).

Muchas de las piedras con temas religiosos y bíblicos se pueden encontrar cerca de lugares de culto como los famosos recogidos en el Begijnof en Spui.


Otras tienen como tema los animales, y otras, muy pocas pistas de su historia de fondo.

 

Desde las artes marciales a las religiosas, pasando por las lindas o extravagantes, las piedras de las fachadas tienen varios temas y son una visita muy característica para los visitantes de Ámsterdam, La Haya y otras ciudades históricas holandesas.
Ámsterdam, en particular, tiene el privilegio de tener alrededor de mil, e incluso una asociación local de "Amigos Unidos de las Piedras del Aguilón de Ámsterdam" (Vereniging Vrienden van Amsterdamse Gevelstenen -VVAG) que han estado activos durante años en la preservación y restauración de estas pequeñas obras de arte, así como en la popularización de su historia.
Su página web incluye un amplio archivo fotográfico de las piedras de las fachadas de Ámsterdam e incluso algunos itinerarios de caza de estas características piedras.

Uno de sus miembros fundadores, el escultor, concejal y autor local Geurt Brinkgreve (1917-2005), está incluso representado en uno de ellos, como tributo a su apasionado compromiso con la restauración y la preservación del arte.

La tradición de los ‘gevelstenen’ está tan viva que algunos entusiastas todavía quieren que uno marque su casa o su negocio, con ‘gevelstenen modernos’ (a menudo de manera irónica) en lo que parece ser un renacimiento muy bienvenido.

En tu próxima visita a Ámsterdam, no se olvide de mirar hacia arriba: hay todo un museo al aire libre (gratuito) de pequeños tesoros por descubrir.

¿Te gusta este blog? Suscríbete a los consejos y actualizaciones mensuales sobre gemas ocultas en Ámsterdam, Barcelona y otras de tus ciudades europeas favoritas!

* indicates required
jul 1, 2020
Por:
Resumen del blog